Saltar al contenido

Carpintería PVC

¿Cuánto cuestan unas ventanas de PVC? Precios y presupuestos 2021

Muchos clientes nos preguntan: ¿cuánto cuestan las ventanas de PVC?

Para responder a esta pregunta, hay que hacer varias consideraciones. Cuando nos preguntan cuánto cuestan las ventanas de PVC, suelen preguntar implícitamente si cuestan más o menos que las de aluminio o madera y si son la mejor opción o no.

Hoy en día, las ventanas de PVC son uno de los sistemas más asequibles. Todavía hay ventanas fabricadas con sistemas de aluminio de inferior calidad (correderas y abatibles sin rotura de puente térmico) que podemos encontrar más baratas, pero en este caso estaríamos comparando sistemas con características completamente diferentes.

Las ventanas de aluminio sin rotura de puente térmico están prácticamente inutilizadas debido a sus bajas propiedades de aislamiento térmico y acústico, así como a su baja permeabilidad al agua y al viento. Sin embargo, todavía hay usuarios y fabricantes desinformados que siguen instalándolos en contra de la normativa de eficiencia energética.

Precios de carpintería pvc

Tipo de trabajoPrecioCaracterísticas
Instalar ventanas de PVC3.000 €5 unidades/150 cm x 120 cm corredera
Instalar puertas de PVC3.700 €5 unidades/200 cm x 80 cm
Instalar persianas de PVC620 €5 unidades/150 cm x 120 cm/ manual con cinta y recogedor
Cerramiento de PVC2.400 €240 cm (longitud) x 100 cm (ancho) x 210 (alto)
Puerta de garaje de PVC720 €250 cm (alto) x 300 cm (ancho)

Estos precios son orientativos y pueden variar en función de varios factores según el tipo de trabajo.

¿Qué instalaciones y reformas se han realizado con ventanas y puertas de PVC?

Puertas de PVC

La elección del PVC para las puertas es cada vez más habitual. Y no es de extrañar, dada la gran capacidad aislante de este material, tanto térmica como acústica. El PVC también es muy duradero, lo que lo hace perfecto para su uso en exteriores. Es incombustible y permite acabados muy diferentes, en distintos colores e incluso con imitaciones de madera.

Una puerta de dos hojas de 200-150 cm con perfil blanco y cristal de 24 mm cuesta unos 650 euros. Una puerta maciza exterior de 205×84 tiene un precio aproximado de 290 €.

Puertas y ventanas de PVC

Los marcos de ventanas y puertas de PVC son sin duda una tendencia. El alto grado de adaptabilidad y la posibilidad de utilizar cristales de diferentes grosores en función de las necesidades de aislamiento térmico de la estancia, han hecho de este material un auténtico éxito para todo tipo de viviendas.

El precio varía en función del tipo de perfil y del vidrio. Por término medio, las cubiertas de PVC pueden costar entre 250 y 300 euros/m². Por ejemplo, cerrar una terraza de 240×100 cm puede costar unos 2.500 euros.

Persianas de PVC

Las persianas de PVC son muy comunes hoy en día. Su bajo precio y su larga vida útil los han convertido en una opción muy atractiva para los particulares en las pequeñas reformas. Además, son muy fáciles de mantener y resistentes a la intemperie. Otro punto positivo es la buena capacidad de aislamiento, tanto acústico como térmico. Y no hay que olvidar la variedad de acabados.

Una persiana de lamas rectas en el tamaño 100×175 cm está disponible a partir de 50 €. Si se trata de un cajón de una sola pieza, el coste supera los 100 euros. Si se trata de una persiana de 120×120 cm, el coste puede alcanzar los 300 euros.

Ventanas de PVC

Las ventanas de PVC se encuentran entre las más solicitadas, tanto por los particulares como por las empresas. El PVC es un excelente aislante térmico y acústico y tiene una larga vida útil. Es un producto impermeable y muy resistente a la humedad. Además, la posibilidad de personalizarlo en cuanto a colores y acabados lo convierte en un material importante para dar a las ventanas un aspecto especial.

Una ventana sencilla con un marco de 120×80 cm, una hoja, un cristal de 24 mm y un perfil blanco cuesta unos 160 euros. Una ventana doble puede costar unos 300 euros, y si es de imitación de madera, el coste ascenderá a 325 euros.

Información útil

presupuesto carpinteria pvc
El precio medio de la instalación de una ventana de PVC con doble acristalamiento es de unos 200-250 euros. El precio varía en función del tipo de cristal, el tamaño y la instalación de persianas adicionales. Una puerta corredera de PVC de doble acristalamiento con vidrio blanco de baja emisividad puede costar unos 1000 euros.

Consejos para elegir las mejores puertas y ventanas de PVC

Puede elegir el sistema de apertura de ventanas de PVC que mejor se adapte a sus necesidades

Con el PVC, hay muchos sistemas de apertura de ventanas diferentes entre los que el usuario final puede elegir. Las más comunes son sin duda la apertura plegable que es la clásica en la que la hoja gira verticalmente, otro tipo es la apertura abatible en la que la hoja gira horizontalmente. Las aberturas correderas en las que la hoja se desplaza sobre raíles se recomiendan para espacios pequeños. Y las aberturas plegables, en las que las ventanas se cierran como una tachuela, suelen utilizarse para los cerramientos de patios.

Opte por ventanas y puertas abatibles

Hablamos de ventanas y puertas abatibles cuando nos referimos a sistemas que pivotan sobre el herraje, que se encuentra en un lado del marco de la ventana o puerta. Con este sistema se pueden girar las piezas 180º. Son ideales para las habitaciones que necesitan más ventilación o para cubrir áreas pequeñas. Por ejemplo, para las ventanas del baño. Su valor de aislamiento es superior al de las puertas correderas, y puede elegir entre diferentes tipos de apertura: puertas batientes o abatibles, basculantes, paralelas y de cuña.

PVC para terrazas y suelos exteriores

El hecho de que el PVC sea un material altamente resistente al agua y al fuego, y esté considerado como uno de los mejores materiales de aislamiento térmico, lo ha convertido en una de las principales opciones para patios y terrazas de exterior. También puede comprar e instalar pérgolas de PVC.

Preguntas frecuentes sobre los prefabricados de PVC

¿Qué es el PVC?

Las siglas PVC significan cloruro de polivinilo y es uno de los derivados del plástico más versátiles. Hoy en día, se producen dos tipos de PVC: el PVC rígido, que se utiliza para fabricar contenedores, tuberías, puertas y ventanas, vallas, rampas, etc. El otro tipo es el PVC blando, que se utiliza en la industria del juguete, el calzado, los suelos e incluso los pavimentos.

¿Son mejores las ventanas de PVC o de aluminio?

La decisión entre el PVC y el aluminio es la eterna pregunta que se hacen todos los clientes y muchos expertos. Y la respuesta es muy sencilla: depende del tipo de casa y de las características que se busquen.

En términos de rendimiento de aislamiento, por ejemplo, ambos perfiles tienen un alto rendimiento de aislamiento. Es importante saber que el tipo de vidrio utilizado mejorará las prestaciones de aislamiento de ambos tipos de materiales. Por ejemplo, si tenemos en cuenta la condensación, los perfiles de PVC no se condensan a diferencia de los de aluminio, por lo que pueden ser más útiles para habitaciones con cierto grado de humedad.

En términos de impacto medioambiental, los dos materiales están tan bien tratados que apenas hay diferencia entre ellos. En el caso del aluminio, el 75% del material procede del reciclaje y en el caso del PVC, ahora se fabrica con materiales no tóxicos y, al aislar cada vez más, se reduce el consumo de energía en hogares y empresas.

¿Cuáles son las mejores ventanas de PVC para instalar?

El PVC es un material muy resistente y duradero. Se estima que, en buenas condiciones y con un buen mantenimiento, puede durar hasta 60 años sin problemas, lo que convierte el uso de este material en una inversión a largo plazo, independientemente del tipo de ventana que dependa de su apertura.

Por nombrar las más prácticas, podríamos recomendar las ventanas correderas de PVC y las ventanas oscilobatientes de PVC.

El PVC, un material flexible en la carpintería

  • PVC adaptable

Al ser un componente fácilmente maleable, puede utilizarse tanto en forma rígida como flexible para casi cualquier tipo de proyecto. Además, puedes elegir entre muchos acabados y colores diferentes para darle un toque personal.

  • PVC imitación madera

La madera para los perfiles de ventanas y puertas requiere un buen mantenimiento y el hecho de que la madera puede ser dañada por la humedad. El PVC está disponible en una gran variedad de acabados de imitación de madera, por lo que los amantes de este bello material no lo echarán en falta.

  • Mantenimiento del PVC a lo largo de los años

Para que los perfiles de PVC duren lo máximo posible, se recomienda limpiarlos al menos una vez al mes. La goma debe ser revisada regularmente para asegurarse de que está en perfecto estado. Si la goma está dañada, debe ser sustituida. Limpiar los perfiles de PVC con un paño húmedo y luego secarlos es una buena manera de mantenerlos tan brillantes como el primer día.

Ventajas de las ventanas y puertas de PVC en comparación con otros tipos

Ventajas del PVC frente a la madera

El PVC es un excelente aislante térmico, pero a diferencia de la madera, no absorbe la humedad. Por lo tanto, se recomienda especialmente para las zonas costeras o donde hay mucha humedad.

El PVC prácticamente no necesita mantenimiento y puede limpiarse con cualquier producto porque es muy resistente a los productos químicos. La madera, en cambio, requiere un mantenimiento frecuente y más caro. El grosor de la madera para cortar y fabricar perfiles para ventanas y puertas tiene un límite para no perder sus propiedades. El PVC no tiene este problema.

Ventajas del PVC frente al aluminio

El precio de las ventanas de aluminio es ligeramente superior, ya que su fabricación es más cara en un 15-20%. Es necesario dotar a este material de aislamiento si se quiere utilizar en puertas y ventanas. Es importante recordar que el aluminio tiene una alta conductividad eléctrica y térmica. Con el tiempo, se raya y se corroe, un problema que no tiene el PVC.

Las grandes ventajas de las ventanas y puertas de PVC

Las grandes ventajas del PVC son, sin duda, su gran capacidad aislante, tanto térmica como acústica, su gran durabilidad (con los cuidados adecuados puede durar más de 60 años en perfecto estado), su gran resistencia al aire y al agua, el hecho de que no sea inflamable y que no requiera prácticamente ningún mantenimiento.