Saltar al contenido

Licencias

Cuánto cuesta una licencia de apertura de actividad. Guía de precios 2021

Una de las preguntas más frecuentes a la hora de iniciar un nuevo negocio o comenzar una nueva actividad es cuál será el precio total de una licencia de apertura, incluyendo todos los costes totales, tanto los impuestos a pagar al ayuntamiento (ICIO, Aval Residuos…) como el precio del proyecto técnico.

No hay tarifas ni precios fijos, ya que las tasas las establece cada municipio de forma independiente, en función de determinados parámetros como el tipo de negocio que se va a ubicar, la ubicación del terreno y su superficie. Por lo tanto, tendrá que consultar directamente con el ayuntamiento respectivo, caso por caso, para conocer el importe exacto de la tasa de tramitación de la licencia, pero por regla general, existen los siguientes pagos.

Precios de licencias

Tipo de trámitePrecio
Licencias de actividad (actividad calificada)1.000 €
Licencias de apertura (actividad inocua)400 €
Licencias de obra (vivienda unifamiliar)6.000 €
Tramitar declaración responsable200 €
Cédulas de habitabilidad (vivienda unifamiliar)120 €

Estos precios son orientativos y pueden variar en función de varios factores según el tipo de trabajo

¿Cuáles son las principales licencias?

Licencias de actividad

Para obtenerlos, es necesario presentar un proyecto técnico y que el gobierno local lo apruebe. Es el documento que acredita que la actividad prevista puede desarrollarse en el inmueble, ya que confirma las condiciones de habitabilidad y tratamiento adecuado. Las licencias difieren para actividades inofensivas que no crean molestias; o calificadas si la actividad puede ser molesta o perjudicial.

El coste depende del tamaño del local y del tipo de actividad que se desarrolle. Para una superficie de unos 100 m² en la que se realicen actividades no molestas, el coste del proyecto y de los trámites municipales puede ser de unos 1.000 euros. Si se trata de una actividad cualificada, el coste puede ascender a 2.300 euros.

Licencias de apertura

Este tipo de licencia la expide el ayuntamiento para abrir un negocio. Deben haber aprobado previamente la licencia del local y haber presentado un plan técnico que confirme los trabajos que se pueden realizar. Una vez más, es necesario distinguir entre las que se aplican a las actividades inocuas y las que se exigen para las actividades cualificadas.

En términos de costes, la naturaleza de la actividad de los locales es fundamental. En el caso de actividades inocuas, el coste del proyecto y de las tasas municipales puede rondar los 1.000 euros. En el caso de un bar o restaurante, el coste puede llegar a los 2.300 euros y si se trata de una nave industrial, el coste superará los 3.000 euros.

Certificado de habitabilidad

La Cédula de Habitabilidad es el documento que acredita que la vivienda cumple los requisitos mínimos para ser habitable, tanto en lo que se refiere a dimensiones, como a servicios básicos, equipamiento básico, higiene y seguridad. Es esencial para alquilar o vender una propiedad.

En cuanto al coste, en el caso de una casa, el tratamiento costará entre 90 y 130 euros, dependiendo del tamaño. Si se trata de un local comercial, el coste es de 150 euros.

Permisos de construcción

Son permisos exigidos por la administración local para realizar cualquier tipo de obra. Se dividen en licencias de obra mayor, para obras que impliquen modificaciones estructurales o de fachada, y licencias de obra menor, para obras más pequeñas. Estos últimos han sido sustituidos por simples avisos en algunos ayuntamientos.

En el caso de las grandes obras, el impuesto municipal se suele pagar entre el 2% y el 5%, en función del coste del proyecto. Se calcula sin IVA.

Información útil

cuanto cuesta una licencia
El precio de las licencias puede variar mucho. En el caso de las obras importantes, suele oscilar entre el 2% y el 5% del coste de la obra. Una licencia para un trabajo menor puede costar desde 1.000 euros (con proyecto). Y la cédula de habitabilidad de una vivienda costaría unos 100 euros.

¿Cuánto cuesta el proceso de autorización?

Los precios de las licencias comerciales pueden variar significativamente según el tipo de licencia, el edificio y el negocio si es comercial. En el caso de las licencias de grandes obras, cada ayuntamiento fija sus propias tasas, que pueden oscilar entre el 2% y el 5% del proyecto. Algunos ejemplos son los siguientes:

Obtener la licencia de obras para una casa con un presupuesto de unos 30.000 euros cuesta desde 1.000 euros.

En el caso de los trabajos más pequeños, la tramitación del permiso también tendría un coste de entre el 3 y el 5%. Para un trabajo presupuestado en 15.000 euros, el coste sería de 600 euros.

Otros tipos de licencias, como las de apertura, también tienen en cuenta aspectos como el tipo de negocio, el tamaño del local e incluso la ubicación del mismo. Por lo tanto, los costes pueden variar mucho, sin olvidar que cada autoridad local aplica sus propias tarifas.

¿Qué licencias tengo que solicitar cuando hago una reforma?

Licencia para las obras principales

Las reformas que afectan a la estructura del edificio en general (como la construcción de una valla o la ampliación de la zona de la cocina) o que implican alteraciones en la fachada de un edificio requieren permiso de obras. Los arquitectos son los técnicos que pueden realizar los proyectos exigidos por la administración local para obtener su permiso.

También es necesario realizar reformas cuyo objetivo es transformar un espacio antiguo en un hogar. Además, es necesario comprobar la normativa de zonificación porque la conversión no siempre es posible.

Permisos de construcción

Si las actividades sólo se refieren a los acabados de la vivienda (como colocar el suelo o pintar las paredes), basta con solicitar al ayuntamiento un permiso informativo, llamado comunicado de obras.

Permiso de construcción menor

En algunos municipios es necesario solicitar este tipo de permiso para realizar obras menores que no afecten a los elementos estructurales o supongan una ampliación de la superficie útil de la vivienda. Muchas ordenanzas municipales han sustituido esta figura por la Declaración de Responsabilidad.

Preguntas frecuentes sobre las licencias

¿Cuál es la diferencia entre una licencia comercial y un permiso de apertura?

La licencia de actividad es un permiso expedido por el ayuntamiento para iniciar un determinado tipo de actividad sobre la base de la presentación de un plan técnico.

La licencia de apertura, en cambio, es la autorización definitiva que otorga el ayuntamiento al propietario del local para abrir y empezar a vender.

¿Qué documentos son necesarios para obtener una licencia comercial?

Para solicitar una licencia de actividad y que el ayuntamiento correspondiente la acepte, hay que presentar un proyecto técnico. Este tipo de proyecto puede ser elaborado por un arquitecto o un arquitecto técnico. El proyecto técnico presentado al Ayuntamiento debe ser aprobado por el colegio de la oficina correspondiente una vez pagadas las tasas.

Una vez pagadas las tasas en el colegio de la oficina correspondiente, deberá pagar los impuestos municipales y presentar la solicitud de licencia de apertura junto con el proyecto técnico y el recibo que acredite que los impuestos ya han sido pagados. Los ayuntamientos suelen tardar varios meses en aprobar y dar el visto bueno a todos los documentos.

¿Cuánto tiempo puede permanecer cerrado un negocio sin que caduque su licencia?

En principio, no hay ningún problema en que un establecimiento permanezca cerrado después de la concesión de la licencia. El permiso de apertura no tiene fecha de caducidad y es válido aunque decidamos esperar un tiempo determinado antes de proceder a la apertura del local. Sin embargo, es válida mientras no se introduzcan cambios en el diseño técnico que sirvió de base para la concesión del permiso.

¿Es posible abrir un local después de haber obtenido la licencia de establecimiento y antes de que se haya concedido el permiso de apertura?

Sí, siempre que solicite un permiso de apertura exprés. Este nuevo método se creó para agilizar los trámites que realizan las administraciones. De este modo, podrá abrir rápidamente al público y evitar muchos de los trámites habituales. Pueden solicitar este tipo de licencia todos los negocios que figuran en el anexo del Real Decreto-Ley 19/2012, relativo a los negocios con una superficie de funcionamiento inferior a 300 m².

En este caso, este tipo de negocio ya no necesita las habituales licencias municipales que hacían muy largos los trámites de apertura. Todo lo que se requiere es una declaración de cumplimiento de la normativa aplicable. Puede visitar el siguiente enlace para obtener más información sobre este real decreto ley.

¿Por qué debería contratar a un arquitecto para la obtención de licencias?

  • Para poder realizar cualquier tipo de reforma o renovación que requiera un permiso de obra importante. En estos casos, los arquitectos son los especialistas que tienen los conocimientos y las autorizaciones necesarias para elaborar los planos que deben presentarse en el Ayuntamiento al solicitar estos permisos.
  • Consultoría. Los arquitectos pueden asesorar a sus clientes sobre cualquier tipo de modificación. Además, pueden resolver todo tipo de dudas sobre el mundo de las reformas y renovaciones, las licencias necesarias para realizar las obras o las herramientas que existen que pueden reducir el coste de los proyectos y obras.
  • Convertir un espacio en una casa. En estos casos, los arquitectos conocen las leyes y normativas vigentes para saber qué pasos dar en este tipo de procedimientos. El más importante es la cédula de habitabilidad.
  • Para ahorrar tiempo y dinero. Un arquitecto puede encargarse de centralizar el desarrollo de todo tipo de obras y reformas, formando equipos de trabajo y coordinándolos. Además, su conocimiento de la legislación vigente les convierte en auténticos expertos a la hora de solicitar licencias y subvenciones.