Saltar al contenido

Tramitar declaracion responsable

Cómo hacer una solicitud o declaración responsable. Guía de precios 2021

Una autorización es un acto reglado por el que el ayuntamiento, tras comprobar el cumplimiento de las condiciones establecidas en la legislación aplicable, autoriza los actos de uso del suelo, construcción y edificación para la implantación y desarrollo de actividades, sin perjuicio de otras autorizaciones que puedan ser de aplicación conforme a la legislación sectorial aplicable, como son las autorizaciones sanitarias, las turísticas, las de centros educativos, los registros industriales o la legalización de instalaciones.

Información útil

tramitar declaración responsable precios y costes
El coste de la preparación de una declaración de responsabilidad depende de las características de la actividad empresarial y del local, así como de los honorarios profesionales. En general, puede costar entre 150 y 350 euros.

¿Qué hay que hacer y cuánto cuesta tramitar una declaración responsable?

Divulgación y descubrimiento responsables

  • La declaración responsable se regula en el artículo 69 de la Ley 39/2015 del procedimiento administrativo común de las administraciones públicas. La definición legal es la siguiente:

«El documento suscrito por un interesado en el que declara, bajo su responsabilidad, que cumple con los requisitos establecidos por la legislación aplicable para el reconocimiento de un derecho o capacidad o para su ejercicio, que dispone de la documentación que lo acredita, que la pone a disposición de la administración cuando ésta lo solicite y que se compromete a mantener el cumplimiento de estas obligaciones durante el periodo asociado al reconocimiento o ejercicio.»

  • La notificación previa, que se rige por el mismo precepto que la declaración responsable, «es el documento por el que los interesados comunican a la administración pública competente sus datos de identificación u otros relevantes para el inicio de una actividad o el ejercicio de un derecho.»

Anteriormente, el procedimiento se iniciaba con una solicitud administrativa de autorización, permiso o licencia para iniciar una actividad, que sólo podía iniciarse una vez que la administración concedía la autorización. Con el fin de reducir los procedimientos administrativos, la presentación de esta solicitud administrativa ha sido sustituida por la declaración y la notificación previa competentes.

De este modo, se han eliminado los trámites administrativos que antes provocaban retrasos innecesarios en el inicio de las actividades hasta que las respectivas administraciones públicas concedían la licencia o autorización de inicio de la actividad.

Se trata, por tanto, de documentos que facilitan el reconocimiento del ejercicio de un derecho o el inicio de una actividad por parte de los interesados desde el momento en que se presentan ante la administración competente, sujetos, no obstante, a un adecuado y lógico control y a la posterior comprobación por parte de la administración de la conformidad y exactitud de los datos contenidos en el documento presentado.

Precio de la elaboración de la declaración responsable

En general, el precio de la elaboración de la declaración responsable de inicio de actividad oscila entre 150 y 350 euros, aunque depende de los honorarios del técnico y de las características y ubicación del local comercial. El precio de la elaboración de la declaración descriptiva de un local comercial a presentar con la declaración de responsabilidad puede rondar los 200-500 euros.

Riesgos de la declaración de responsabilidad

Es evidente que solicitar una licencia a través de una declaración responsable supuso un gran avance en cuanto a la agilidad administrativa necesaria para poner en marcha un negocio. Sin embargo, es importante saber que la declaración responsable, como su nombre indica, implica una responsabilidad objetiva por parte del declarante en cuanto a la veracidad del contenido y de la información aportada, y que de no ser así, se puede iniciar un procedimiento administrativo sancionador contra el declarante con las consecuencias que se derivan.

Preguntas frecuentes sobre la Declaración Responsable

¿Para qué actividades se requiere la presentación de la Declaración Responsable y la notificación previa?

Las actividades sujetas a la presentación de declaración responsable o comunicación previa son las previstas en el anexo de la Ley 12/2012, de 26 de diciembre, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios, que se desarrollen en establecimientos permanentes en cualquier parte del territorio nacional y cuya superficie útil de exposición y venta al público no supere los 300 metros cuadrados.

A título informativo, estas son las personas incluidas en los siguientes grupos:

  • Calzado, ropa y otros envases textiles.
  • Venta al por menor de alimentos, bebidas y tabaco en establecimientos permanentes.
  • Venta al por menor de productos industriales no alimentarios en establecimientos permanentes.
  • Trabajos de reparación.
  • Actividades relacionadas con el transporte.
  • Asistentes financieros y de seguros. Actividades inmobiliarias.
  • Alquiler de inmuebles.
  • Servicios personales.

¿Qué actividades están excluidas de la declaración de actividades económicas?

Al tratarse de una competencia municipal, señalamos, a modo de ejemplo, las actividades que se consideran excluidas por su implantación o funcionamiento en Madrid, según se detalla en la sede electrónica del Ayuntamiento:

  • Actos que impliquen el uso u ocupación privada de suelo público, a excepción de las actividades comerciales y de servicios que ocupen locales individuales en mercados municipales concesionados.
  • Actos que afecten a los bienes declarados como bienes culturales con declaración individual, a los bienes incluidos individualmente en el Inventario Municipal de Bienes Culturales, y a los bienes catalogados en el máximo nivel de protección en el plan urbanístico vigente, salvo que en el mismo se haya desarrollado ya alguna de las actividades enumeradas en el apartado 2 del artículo 14 de la Ordenanza de Apertura de Actividades Económicas (OAAEE), siempre que no se afecten elementos protegidos.
  • Las obras que requieran la elaboración de un proyecto de construcción de acuerdo con la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación, salvo en los casos indicados en los apartados a) y c) del apartado 2 del artículo 14 del OAAEE.
  • Actos sujetos a autorización previa (artículo 25 del OAAE).
  • Terrazas de veladores en espacios públicos y en espacios privados de uso público.
  • Ocupación de la vía pública con vallas, contenedores y andamios necesarios para realizar las actuaciones exigidas por la declaración responsable.

Permiten el reconocimiento o el ejercicio de un derecho o el inicio de una actividad, pero ¿cuándo surte efecto la declaración de responsabilidad?

El reconocimiento es automático desde el día de la presentación y tiene una duración indefinida, «sin perjuicio de las facultades de comprobación, control e inspección atribuidas a las administraciones públicas», salvo en los casos en que el número de autorizaciones administrativas disponibles sea limitado o la limitación de la duración del derecho esté justificada por razones de interés general.

Además, excepcionalmente, si la legislación aplicable lo prevé expresamente, la comunicación previa o declaración responsable «podrá presentarse en un plazo determinado tras el inicio de la actividad».

¿Qué puede ocurrir si los datos presentados están incompletos o no son reales?

Tal y como se recoge en el mismo artículo citado de la Ley 39/2015, la aportación de datos inexactos o falsos en la declaración responsable presentada o la no presentación de la misma ante la administración competente, supondría la imposibilidad de continuar con la actividad en cuestión desde el momento en que se tenga conocimiento de estos hechos. Además, según la gravedad del caso, puede haber consecuencias penales, civiles o administrativas.

La administración pública que establezca estas circunstancias podrá determinar la obligación del interesado de restablecer la situación jurídica en el momento anterior al inicio de la actividad empresarial, así como la imposibilidad de tramitar la declaración responsable durante un periodo establecido por la ley.

Etapas del procedimiento de declaración responsable

En general, la declaración responsable puede presentarse bien por vía electrónica en los centros electrónicos de las respectivas administraciones municipales o bien personalmente en las oficinas de registro general de las ciudades.

En cualquiera de los dos casos, se debe rellenar el formulario de solicitud estándar en su totalidad y adjuntar los documentos requeridos. Como norma, se deberá aportar la siguiente información:

a) datos personales del solicitante y, en su caso, del representante, así como los datos registrales;

b) datos e identificación del terreno o actividad con referencia catastral y características; y, por último,

c) declaración del solicitante de que está dispuesto a iniciar y desarrollar una actividad económica de acuerdo con la normativa establecida y a aportar la documentación requerida

A continuación se ofrece una lista informativa de los posibles documentos que deben acompañar al formulario de declaración de responsabilidad:

  • Fotocopia del ICF o del DNI, según sea el titular una persona jurídica o una persona física.
  • Declaración, (si no está dado de alta en el IAE y no ejerce la actividad), que contenga el epígrafe o epígrafes en los que está incluido, o copia de su alta en el IAE, si ya ejerce la actividad, o su alta en el censo.
  • Certificado final de obra e instalación (en su caso) expedido por un ingeniero competente (visado por el colegio profesional correspondiente en caso de nueva construcción o cambio de uso característico del edificio.
  • Se actualizan los planos y se anota si se han hecho cambios.
  • Boletín del instalador y certificado de puesta en marcha de la instalación eléctrica.
  • Certificado de aprobación de los elementos, materiales o instalaciones utilizados en la obra, expedido por la empresa instaladora.
  • Certificados de cumplimiento de la ordenanza municipal sobre ruidos y vibraciones.
  • Certificado de notificación a los trabajadores o a sus representantes de que han solicitado permiso para empezar a trabajar.
  • Formulario de autoliquidación de las tasas y/o impuestos aplicables.
  • Informes o certificados emitidos por técnicos competentes que acrediten el cumplimiento de las normas a observar en el desarrollo de la actividad.
  • Contrato vigente para el mantenimiento de los equipos de extinción de incendios.
  • Seguro de responsabilidad civil vigente u otro seguro equivalente.

Informe de actividades

En los casos en los que no se requiera una propuesta de ingeniería, se deberá presentar una memoria o descripción suficiente de la actividad propuesta, incluyendo una descripción de la actividad y de los trabajos, en su caso. Se debe indicar la ubicación de la actividad, mostrando la posición del local en el edificio, los accesos y las conexiones a los mismos, la maquinaria y las instalaciones fijas del local y de la actividad con sus características técnicas y, si la naturaleza de la actividad lo justifica, las instalaciones sanitarias, los equipos higiénicos y su impacto en el medio ambiente.

En esta última parte, la memoria deberá incluir la descripción de los tipos, cantidades y composición de los residuos producidos, los vertidos, las emisiones de contaminantes en todas sus formas, incluyendo ruidos y vibraciones, la gestión prevista para los mismos, el riesgo de incendio y otros riesgos de la actividad, el estudio y propuesta de medidas preventivas, correctoras y de autocontrol previstas, así como las técnicas de restauración del medio afectado y el programa de seguimiento de la zona restaurada en caso de desmantelamiento de las instalaciones y cese de la actividad.

Competencia de las Comunidades Autónomas

La Constitución española establece que las Comunidades Autónomas pueden asumir competencias en «ordenación del territorio, urbanismo y vivienda». En consecuencia, el planeamiento urbanístico y de la vivienda, así como la ordenación del territorio, son competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas.

En consecuencia, la regulación de la declaración de competencia y de la comunicación previa queda fuera de la legislación específica en la normativa urbanística de las distintas Comunidades Autónomas, según la materia.

Las principales normativas de las Comunidades Autónomas sobre la declaración responsable y la notificación previa son las siguientes:

  • Aragón (art. 227-229 ,Decreto-Legislativo 1/2014, de 8 de julio).
  • Baleares (art. 145, art. 148, art. 153 de la Ley 12/2017, de 29 de diciembre, C.A. Baleares (Urbanismo)).
  • Canarias (art. 332 y art. 349 y art. 350 de la Ley 4/2017, de 13 de julio, Canaria (Suelos y Espacios Naturales Protegidos)).
  • Cantabria (apdo. 2 in fine del Art. 190 de la Ley 2/2001 de 25 de Jun C.A. Cantabria (Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo)).
  • Castilla-La Mancha (Artículo 157-159, Decreto Legislativo 1/2010 de 18/05/2010).
  • Castilla y León (Ley 5/1999, de 8 de abril, C.A. (Urbanismo)-105 quater de la Ley 5/1999, de 8 de abril, C.A. Castilla y León (Urbanismo).
  • Cataluña (art. 187 bis a art. 187 ter del DLeg. 1/2010 de 3 agosto C.A. Cataluña (TR. de la ley de urbanismo)).
  • Extremadura (apdo. 5 del artículo 27, Ley 15/2001 de 14 de diciembre).
  • Galicia (art. 142, art. 146, Ley 2/2016, de 10 de febrero).
  • Madrid (art. 156, Ley 9/2001, de 17 de julio).
  • Navarra (art. 192 y art. 195, DF. Legislativo 1/2017 de 26 de Jul C.A. Navarra (TR. de la Ley Foral de Ordenación del Territorio y Urbanismo)).
  • País Vasco (Carta de apdo. 1 del art. 206, Ley 2/2006, de 30 de junio).
  • Murcia (art. 264-266, Ley 13/2015, de 30 de marzo).
  • Valencia (art. 214 a art. 222 de la Ley 5/2014, de 25 de julio, de la Generalitat, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje, de la Comunitat Valenciana).