Saltar al contenido

Mudanzas

Los precios de una mudanza, una visión general completa. Guía de tarifas 2021

Cada día, más de mil personas de toda España se trasladan a otros municipios cercanos, como Madrid, Barcelona o Valencia, entre otros.

También hay muchas personas que deciden trasladarse a su municipio de elección en busca de un lugar más tranquilo y de unos precios de la vivienda más asequibles.
Es un ciclo que nunca se detiene. Por eso es tan importante contar con buenos profesionales de la mudanza a los que confiar todas nuestras pertenencias durante el traslado.

¿Cómo elegir la mejor empresa de mudanzas de la zona? Basándonos en la experiencia de esta plataforma, GrouponEmpresas, en colaboración con buenas empresas y profesionales, podemos darte una serie de pautas a seguir a la hora de elegir al profesional ideal.

Precios de mudanzas

Tipo de mudanzaPrecio
Hacer mudanza de vivienda completa850 €
Trasladar muebles y camas700 €
Portes y transporte de objetos personales350 €
Hacer una mudanza a otra población750 €
Hacer una mudanza a más de 500 km1.200 €
Mudanzas internacionales2.500 €

Estos precios son orientativos y pueden variar en función de varios factores según el tipo de trabajo

Tipos de mudanzas

Mudanzas locales

Las mudanzas locales son aquellas que se realizan en la misma ciudad, por lo que la distancia a recorrer es menor que en otros casos. Algunas empresas de mudanzas ofrecen un precio fijo si la distancia es inferior a 50 km. Así, el precio de la mudanza depende únicamente de los muebles y objetos a trasladar y de si se incluye o no el servicio de desmontaje y embalaje.

Mudanzas regionales

En las mudanzas regionales, las distancias a recorrer son mayores que en las locales, pero siempre dentro de la región o comunidad autónoma. El precio que ofrecen las empresas de mudanzas por los gastos de traslado suele oscilar entre 0,50 y 0,80 euros/km, a lo que hay que añadir el coste de la propia mudanza. Hay que tener en cuenta que los permisos exigidos por el derecho público para realizar la mudanza deben obtenerse tanto en el lugar de origen como en el de destino.

Mudanzas nacionales

Las mudanzas nacionales llevan más tiempo, y en algunos casos requieren varios días para completarse. Por ello, es importante contratar una empresa de mudanzas que disponga de los vehículos adecuados y del personal cualificado. También debe tener en cuenta que los precios de las mudanzas en ciudades como Madrid y Barcelona serán más altos que en otras partes del país. Desde estas ciudades, un traslado nacional de 600 km puede costar entre 1.000 y 1.500 ¤.

Mudanzas internacionales

Dependiendo del país de destino, esto implica una serie de procedimientos y documentos, incluidos los controles aduaneros y fronterizos. Las empresas de mudanzas pueden encargarse de estas liquidaciones, ya que disponen de la información necesaria y están acostumbradas a tratar con ellas. El precio medio de una mudanza internacional dentro de la Unión Europea es de 2.500 a 4.000 euros, mientras que una mudanza transoceánica puede costar entre 6.000 y 10.000 euros.

Información útil

presupuesto mudanzas
El precio medio de una mudanza es de unos 40 euros/m³. Así, el traslado de una vivienda unifamiliar de 2 o 3 dormitorios puede costar entre 700 y 1.000 euros, siempre que la distancia entre el origen y el destino sea inferior a 50 km.

Mudanza: lo que hay que tener en cuenta

Presupuesto para una mudanza

A la hora de realizar una mudanza, es fundamental asegurarse de que el presupuesto que le proporcione la empresa de mudanzas incluya todos los elementos necesarios. El presupuesto debe incluir el precio de la mudanza, el coste del transporte y el alquiler del vehículo, e indicar qué servicios están incluidos y cuáles deben considerarse gastos adicionales.

Por lo general, una mudanza cuesta entre 30 y 40 euros/m³. Por ejemplo, el precio de una mudanza local de una casa estándar con 2 o 3 habitaciones (entre 20 y 25 m³), incluyendo los servicios de embalaje y montaje de muebles, ronda entre los 700 y los 1.000 ¤, dependiendo de la cantidad de objetos a trasladar y de la distancia entre el origen y el destino.

Para mudanzas más grandes en casas de 30 m³ o más y con un mayor número de objetos, los presupuestos pueden llegar hasta los 1.800 ¤ si se contrata un servicio completo. Las mudanzas internacionales, en cambio, son más caras, sobre todo en el extranjero. Pueden alcanzar precios de 2.500 ¤ para las distancias más cortas hasta 10.000 ¤ si se trata de una mudanza de larga distancia con un gran volumen de artículos a trasladar.

Servicios incluidos en la mudanza

Las empresas de mudanzas ofrecen una serie de servicios que pueden o no estar incluidos en el presupuesto y que afectarán al precio final. Es importante acordar de antemano con el profesional qué servicios va a necesitar. Estos incluyen los siguientes servicios adicionales o extras:

  • Servicios de retirada e instalación de muebles: Si se delega esta tarea en la empresa de mudanzas, el precio de la misma suele aumentar una media del 15-20%.
  • Embalaje de artículos frágiles: Si desea que la empresa de mudanzas se encargue también del embalaje de los objetos, incluidos los frágiles, se cobrará un suplemento de aproximadamente el 30% del precio de la mudanza.
  • Obtener los permisos necesarios: Las empresas de mudanzas pueden encargarse de los trámites legales necesarios para el traslado. El coste de la tramitación del permiso de estancia en el espacio público es de unos 50 a 60 euros.
  • Servicio de mudanza con ascensor: si el edificio donde se va a realizar la mudanza no dispone de ascensor o hay poco espacio en el hueco de la escalera, es aconsejable contratar una grúa para transportar los muebles grandes fuera del edificio. El coste medio de este servicio es de unos 150 euros.
  • Servicio de guardamuebles: algunas empresas de mudanzas ofrecen la posibilidad de guardar los muebles que no se utilizan con frecuencia en un guardamuebles, almacenes especialmente equipados que suelen estar vigilados las 24 horas del día. El precio medio del guardamuebles es de 10 €/m³.
  • Precio de la mudanza: Por regla general, las empresas de mudanzas cobran 0,50 euros por kilómetro, por lo que deberá multiplicar la distancia de la mudanza por este importe. Sin embargo, algunas empresas fijan un precio por traslado por adelantado.

¿Cómo elegir una empresa de mudanzas?

Servicios y garantías incluidos en el precio

No sólo es importante fijarse en el precio de la mudanza, sino también en el servicio y el compromiso que la empresa de mudanzas muestra con sus clientes. Por ejemplo, debe comprobar si tienen un seguro de responsabilidad civil en caso de que haya algún problema con sus pertenencias durante la mudanza, como roturas, pérdidas, etc.

Además, asegúrese de comprobar si el coste del transporte, el embalaje y el desmontaje de los muebles está incluido en el presupuesto para evitar cualquier gasto imprevisto a la hora de pagar la factura.

Compruebe el tipo de vehículo y el equipo utilizado.

También es importante elegir una empresa que utilice un vehículo adecuado para el transporte. Es importante recordar en este punto que los camiones abiertos con lonas no están permitidos. Por ello, la empresa que elija deberá contar siempre con una flota de vehículos cerrada y adecuada a las características y tamaño de la mudanza en cuestión y que esté debidamente asegurada.

Las mudanzas suelen implicar objetos delicados que hay que trasladar. Es importante elegir una empresa que pueda proporcionar un tipo de embalaje específico para este tipo de artículos, pero que también tenga un plan de transporte específico para artículos delicados. Este plan de transporte consiste en un conjunto de políticas y procedimientos para evitar confusiones y garantizar que todos los artículos lleguen sin incidentes.

De este modo, la empresa de mudanzas debe prestar un servicio personalizado que se adapte a las necesidades de cada mudanza, teniendo en cuenta la cantidad de objetos a trasladar y sus características, así como las características de los inmuebles de origen y destino.

Comparar diferentes estimaciones

En estos casos, lo mejor es comparar varios presupuestos de diferentes empresas de mudanzas para hacer una elección basada en la mejor relación calidad-precio y teniendo en cuenta los servicios incluidos en cada presupuesto. Para ello, es importante proporcionar el mayor número de detalles posible sobre la mudanza al solicitar un presupuesto, como el tamaño de la vivienda, la cantidad de muebles que se van a trasladar, el tipo de muebles, las características de los edificios a los que se va a trasladar y la distancia de la mudanza.

Por último, pero no menos importante, es útil consultar las opiniones de los clientes que ya han realizado una mudanza o traslado con la empresa en cuestión para asegurarse de que todo el proceso se lleva a cabo de la mejor manera posible y con garantías.

Pasos a seguir en una mudanza

Planificar la mudanza

El primer paso en cualquier mudanza es planificar todos los aspectos de la misma: desde la empresa y los servicios contratados, hasta las fechas de la mudanza, pasando por los objetos que se van a trasladar y cómo se van a embalar.

  • Firme un contrato con la empresa de mudanzas.

En este contrato deben figurar todos los detalles de la mudanza, incluidas las fechas, los servicios incluidos antes, durante y después de la misma, las garantías y el seguro de responsabilidad civil ofrecidos, y el precio final.

  • Haz un inventario de tus posesiones

El inventario es una forma útil de comprobar cada uno de los muebles y artículos que se incluirán en la mudanza para asegurarse de que están bien embalados y llegan a salvo al nuevo hogar o local. Puede indicar si el artículo es frágil o no, y en qué caja debe colocarse: el inventario puede ser un documento muy útil para los profesionales de la mudanza, que así pueden tener claras las directrices y proceder con mayor eficacia.

  • Permisos de mudanza y normas generales

En los casos en que necesite ocupar la calle con el vehículo en movimiento o utilizar una carretilla elevadora, deberá solicitar un permiso especial al Ayuntamiento para ocupar la vía pública. Estos trámites se realizan en las oficinas de registro establecidas por cada comunidad autónoma. Debe presentar los documentos requeridos en cada caso y pagar las tasas administrativas correspondientes: Todos los documentos deben presentarse al menos 20 días antes de la fecha de expulsión.

Empaquetar y etiquetar sus pertenencias

Puede optar por embalar usted mismo sus pertenencias o delegar esta tarea en la empresa de mudanzas. En el primer caso, la empresa puede proporcionar las cajas de embalaje o puede comprarlas usted mismo. En el segundo caso, la empresa de mudanzas se encargará de todo el proceso y también proporcionará los materiales de embalaje.

  • Es importante etiquetar las cajas cuando se embalan los artículos para poder encontrarlos siempre.
  • Las cajas pequeñas deben contener los artículos más pesados, mientras que las cajas grandes deben llenarse con artículos más ligeros.
  • La ropa, las sábanas y las toallas pueden meterse en bolsas de plástico para facilitar su transporte.
  • Si se va a mudar, es una buena idea hacer una maleta con los artículos que necesitará para los primeros días en su nuevo hogar.

Desmontaje, carga y transporte

Los trabajadores de la empresa encargada acudirán a su domicilio y comenzarán a desmontar los muebles, mientras que otros se encargarán del embalaje (si se ha contratado este servicio). Una vez que todo está preparado, los trabajadores se encargan de cargar las cajas y los muebles embalados en el camión de la mudanza y de disponerlos adecuadamente para que no se dañen durante el transporte.

Durante la fase de transporte, es importante estar al tanto de los horarios. La empresa de mudanzas debe informar al cliente de la hora de llegada a la nueva ubicación para que el cliente pueda estar en la casa o en el local. Esto es especialmente importante para las mudanzas nacionales o internacionales, ya que los plazos son más largos y los retrasos pueden suponer días de demora.

Descarga y montaje

Una vez trasladadas todas las pertenencias al nuevo hogar, deben descargarse de forma ordenada para agilizar el proceso y facilitar el montaje de los muebles. Recuerde que los últimos artículos cargados en el camión serán los primeros en ser descargados en la nueva ubicación, por lo que es aconsejable elegir los muebles más grandes.

Así, mientras algunos trabajadores se encargarán de montar los muebles, otros se encargarán de transportar las cajas. Es importante que los clientes estén presentes en esta fase para orquestar el proceso e indicar dónde debe colocarse cada caja y mueble. Por último, compruebe que no se ha dañado ningún objeto durante la mudanza y que se ha de notificar cualquier tipo de accidente.