Saltar al contenido

Rehabilitación Fachadas

¿Cuánto cuesta rehabilitar la fachada de un edificio? Guía de precios 2021

La fachada es la parte del edificio que más sufre el paso del tiempo. Por ello, hay que renovarla cada cierto tiempo, normalmente cada 25 o 30 años. Si forma parte de un grupo de casas o de una comunidad de vecinos que se lo está planteando, este artículo le interesará. Resolvamos la pregunta: ¿cuánto cuesta renovar la fachada de un edificio?

Hasta hace poco, el objetivo principal de la renovación de las fachadas era puramente estético. Hoy en día, las cosas han cambiado y se consideran otros aspectos más prácticos y funcionales.

En GrouponEmpresas queremos contarte cuáles son los sistemas de rehabilitación de fachadas más comunes e informarte de sus precios.

Precio de rehabilitar una fachada

Tipo de trabajoPrecio (100 m²)
Rehabilitación integral de fachada de vivienda5.000 €
Rehabilitación integral de fachada de edificio18.000 €
Realizar fachada ventilada13.000 €
Reparación de grietas y fisuras de fachada3.500 €
Limpiar y pintar fachada1.500 €
Aplicar sistema SATE en fachada7.000 €

Estos precios son orientativos y pueden variar en función de varios factores según el tipo de trabajo.

Precio de la renovación de una fachada en función del material utilizado

Fachadas de piedra

La restauración de fachadas de piedra implica la necesidad de limpiar la fachada, así como de reparar la piedra dañada que se ha deteriorado con el tiempo o debido a la intemperie. En estos casos, el coste de reparación de una fachada de piedra suele oscilar entre 30 y 100 euros/m².

Fachadas de mortero

Las fachadas de mortero suelen ser bastante fáciles de reparar, ya que el material se adhiere muy bien a la superficie sin necesidad de reparar los elementos añadidos desde el propio exterior. En este caso, los precios para reparar una fachada de mortero oscilan entre 15 y 30 euros/m².

Fachadas de ladrillo visto

El ladrillo visto es uno de los acabados más comunes para las fachadas, ya que no sólo reduce el coste de la decoración, sino que es un material resistente y duradero. Si quiere renovar una fachada con ladrillo visto, el coste medio es de entre 20 y 50 euros/m².

Fachadas de cerámica

Las fachadas de cerámica tienen un atractivo decorativo añadido, pero también son uno de los materiales más resistentes a la humedad y a determinadas condiciones climáticas. Si desea restaurar una fachada de cerámica, el precio oscila entre 40 y 90 euros/m², influyendo el tipo de cerámica utilizada en el precio final de la restauración.

Información útil

presupuesto rehabilitacion fachadas
El precio medio de la restauración de una fachada oscila entre 20 y 80 euros/m². Sin embargo, hay que tener en cuenta que este precio puede variar en función de factores como el estado inicial de la fachada o el tipo de restauración a realizar.

¿Cuánto cuesta restaurar una fachada?

La restauración de las fachadas es un proceso que suele estar relacionado con la humedad, las infiltraciones de agua, la exposición al sol o el paso del tiempo. Siempre es mejor realizar una restauración completa para poder disfrutar de la fachada durante más tiempo. Es imprescindible que un técnico especializado realice un diagnóstico de la fachada para determinar los trabajos a realizar en ella.

El precio de la renovación de una fachada depende de varios factores, como el tamaño de la fachada que se va a renovar y el tipo de renovación que se va a realizar. Por término medio, podemos suponer que la renovación de una fachada puede costar de 30 €/m² a 120 €/m². Como puede ver, se trata de una diferencia bastante importante que permite entender los diferentes métodos y sistemas de renovación de una fachada que existen.

Por otro lado, hay que recordar que además de la renovación completa de una fachada, también es posible realizar algunas obras puntuales que permiten actualizar la fachada sin necesidad de una renovación profunda.

En este sentido, si sólo se quiere pintar una fachada, el coste suele rondar los 30 €/m². En el caso de querer eliminar las humedades, el coste final más habitual es de unos 50 euros.

Otro factor a tener en cuenta es el precio de la licencia de obras, que suele costar alrededor del 5% del precio final de la reforma de la fachada.

Además, hay que tener en cuenta los aspectos relacionados con la ejecución de la reforma, como el alquiler de andamios o contenedores, así como los honorarios de los técnicos y la dirección de la obra. En este sentido, el alquiler del andamio puede representar una media de unos 1.100 euros, mientras que los honorarios de los técnicos y de la dirección de obra pueden representar entre el 5 y el 10% del coste de la reforma.

Preguntas frecuentes sobre la rehabilitación de fachadas

¿Cuándo es necesario renovar una fachada?

En el sentido más amplio, cuando hay problemas estéticos o estructurales. Si los daños de la fachada son de carácter estético, la renovación no será tan urgente. Sin embargo, si la fachada tiene problemas estructurales, la renovación debe hacerse lo antes posible para evitar problemas mayores.

¿Cuáles son los métodos más comunes de restauración de fachadas?

Hay diferentes formas de renovar la fachada. La mayoría de ellos dependen del tipo de material que compone la base de la fachada, así como del tipo de problemas específicos que se quieren resolver. He aquí algunas de las más comunes:

  • Fachadas de mortero monocapa: Es uno de los sistemas más utilizados en la restauración de una fachada debido a su rápida y económica aplicación. El coste suele ser de unos 20-30 euros/m².
  • Revestimiento de cemento: similar al mortero, pero en este caso el material utilizado es el cemento, lo que lo hace más resistente. El coste más habitual es de unos 25 euros/m² de fachada.
  • Sistema de aislamiento técnico exterior (SATE): este tipo de renovación de la fachada ahorra energía en la climatización del edificio. De hecho, alrededor del 25% de la energía se consume para la climatización del edificio durante el año. El coste de esta renovación es de unos 70 €/m².
  • Fachada ventilada: se trata de un sistema en el que la fachada se recubre básicamente con una segunda capa de materiales como la fibra de vidrio o la lana de roca, que permite que el aire circule por la fachada original pero la aísla del exterior. Es una solución económica con buenos resultados, con un coste de entre 50 € y 200 €/m².

¿Qué permisos son necesarios para la renovación de una fachada?

La renovación de una fachada se considera una obra importante, por lo que es necesario contar con un permiso de obra importante que proporcione el asesoramiento adecuado para llevar a cabo la obra.

¿Cuánto cuesta alquilar un andamio?

El precio del alquiler de andamios depende del tipo de andamio, del tamaño de la fachada y de las características de la obra. Existen diferentes tipos de andamios:

  • Andamios tubulares, desechables o europeos: están formados por tubos huecos de metal, aluminio o acero unidos por conectores. Este tipo de andamio es el más utilizado. Se anclan al suelo y se colocan tablones de madera o placas metálicas en la parte superior del andamio para formar una plataforma estable para trabajar y subir y bajar materiales. Este tipo de andamio debe estar certificado según las normas europeas EN 12810-1/2 y EN 12811-1/2/3.
  • Andamios suspendidos: se trata de plataformas móviles suspendidas de un nivel que pueden modificarse mediante operación manual o con la ayuda de un motor. Este tipo de andamio se utiliza a menudo para el mantenimiento de edificios y la limpieza de ventanas.
  • Andamio unicompacto: también conocido como andamio de torre. Esto crea un sistema de andamio de torre que permite trabajar en altura con mayor movilidad, ya que el andamio está equipado con ruedas para ir de un lugar a otro.
  • Andamio de carros: consiste en una plataforma de trabajo que se apoya en elementos metálicos llamados caballetes o carros. Se trata de una estructura temporal que puede utilizarse para trabajar a alturas inferiores a 6 metros, pero por encima de 3 metros el andamio debe estar apoyado.

Por término medio, el alquiler de un andamio europeo para una fachada de 250 m² puede costar entre 30 y 50 euros al día. Para un andamio de marco, el precio puede ser de hasta 90-100 euros por día. Estos costes suelen correr a cargo de la propia empresa de renovación.

Pasos de trabajo para la renovación de una fachada

  • El primer paso en la rehabilitación de fachadas es recurrir a un técnico (arquitecto o perito) para que realice un estudio previo de las necesidades de la vivienda y las posibilidades de llevar a cabo la rehabilitación. El técnico informa a la comunidad de vecinos o a los administradores sobre los diferentes sistemas disponibles y lo que se necesita con urgencia. A partir de esta información, se puede elegir una solución u otra en función de las circunstancias y del presupuesto disponible.
  • Una vez recibido el informe del ingeniero, se debe convocar a los vecinos de la propiedad a una reunión y formar un comité de trabajo. Este comité se encargará de supervisar la renovación de la fachada y coordinar todos los pasos, ejerciendo un control económico y de seguridad. Asimismo, el comité de trabajo también se encargará de gestionar la selección del presupuesto.
  • El siguiente paso será el estudio del presupuesto por parte del comité de empresa. Lo mejor es obtener al menos tres presupuestos diferentes para seleccionar el mejor. Habrá que considerar tanto el aspecto económico como la solución más adecuada en función de las garantías ofrecidas, la experiencia de la empresa, la duración de los trabajos y las condiciones de pago. En esta fase, es importante contar con la ayuda del técnico para analizar cuál es la mejor opción entre todas las propuestas.
  • Una vez establecido el presupuesto, es el momento de comprobar si se puede optar a alguna de las subvenciones que existen para la renovación de fachadas, ya sea a nivel nacional o regional. En esta ocasión, el técnico responsable también puede ser de gran ayuda a la hora de proporcionar información y elaborar los planos o informes necesarios para los trabajos solicitados por la administración correspondiente.
  • Una vez obtenido el apoyo y la aprobación del ayuntamiento, pueden comenzar las obras de restauración de la fachada. Antes de comenzar las obras, el comité de empresa debe obtener un seguro de responsabilidad civil, además del seguro de responsabilidad de la comunidad de vecinos, para cubrir cualquier accidente que pueda producirse como consecuencia de las obras.
  • Por último, se recomienda que el comité de empresa lleve a cabo un seguimiento continuo y permanente durante las obras para asegurarse de que todo se desarrolla según lo previsto y especificado en el contrato de servicios de la empresa de renovación. Una vez finalizada la renovación de la fachada, el contratista emitirá un certificado de finalización y todos los documentos que certifiquen que la renovación se ha llevado a cabo con éxito y de acuerdo con el contrato.

Subvenciones y permisos necesarios para la renovación de la fachada

En 2015 entraron en vigor los programas de subvenciones del Ministerio de Industria, Energía y Turismo para proyectos de eficiencia energética y ahorro de energía. Estos programas de ayuda son administrados por el IDAE y están abiertos hasta el final del año.

Para la renovación de las fachadas, existe el programa «Renovación Energética de Edificios», que es ideal para mejorar el aislamiento térmico de las fachadas para reducir los costes de calefacción. Actualmente, hay proyectos en lista de espera, ya que se ha superado el presupuesto original de más de 237 millones de euros.

Para renovar las fachadas de un edificio, es necesario solicitar un permiso de construcción (las renovaciones requieren documentación y la supervisión de un ingeniero o arquitecto).

Para las reformas importantes, es necesario contar con un proyecto de ejecución elaborado por el arquitecto encargado de dirigir las obras. En la mayoría de los casos, también será necesario que un topógrafo o arquitecto técnico dirija la ejecución de los materiales.

Las alteraciones que modifican un elemento común, como la fachada, se denominan obras exteriores. A excepción de los edificios protegidos, éstos se tramitan por simple consentimiento. Los documentos que deben presentarse son los siguientes:

  • Formularios
  • Planes del estado anterior y del estado final
  • Presupuesto
  • Informe que describe lo que hay que hacer
  • Plano del sitio
  • Fotografías
  • Planos que muestran la colocación del andamio.
  • Documento que garantice que el montaje de los andamios está supervisado por un ingeniero.

Si se trata de un edificio compartido, se requiere un diseño compartido de la fachada que debe ser aprobado por la comunidad de propietarios.

Siempre es aconsejable consultar con el ayuntamiento los requisitos necesarios para reformar la fachada o consultar a un ingeniero civil.