Saltar al contenido

Tejados

¿Cuánto cuesta construir un tejado? Guía de precios 2021

El techo es una de las partes fundamentales de cualquier propiedad. Conseguir un tejado de buena calidad requiere cierta inversión, pero el coste puede variar en función de distintos aspectos, como la dificultad de la instalación o la calidad de los materiales. En esta guía de precios, GrouponEmpresas le dirá cuánto cuesta construir un tejado, y cubriremos los tipos y materiales más comunes.

Sigue leyendo si quieres saber cuánto cuesta instalar un tejado. Hablaremos de tejados de pizarra, de tejas, de madera, etc.

Precios de tejados

Tipo de trabajoPrecio (100 m²)Características
Instalar tejado de madera7.500 €Tejado a dos aguas
Instalar tejado de tejas11.000 €Tejado a tres aguas
Instalar tejado de pizarra10.000 €Tejado a dos aguas
Impermeabilizar tejado4.000 €
Retejar tejado5.500 €Tejado a dos aguas
Cambiar tejado de tejas por paneles sándwich6.500 €Tejado a dos aguas
Limpiar tejado300 €Tejado de teja cerámica

Estos precios son orientativos y pueden variar en función de varios factores según el tipo de trabajo.

¿Qué tipos de tejados hay?

Según el material

El tejado suele ser de tejas (de terracota, cerámica, hormigón, asfalto o pizarra). Otro tipo de tejado más sencillo es el de chapa galvanizada o paneles sándwich, que suele utilizarse para garajes, porches o edificios industriales.

Un tejado de tejas cerámicas curvas cuesta entre 90 y 100 euros/m², todo incluido (incluyendo la pendiente, el panel cerámico, la capa de mortero y la mano de obra); con tejas de pizarra el coste sería de entre 105 y 120 euros/m², dependiendo del tipo de pizarra. Un techo de aluminio o de panel sándwich cuesta unos 40 euros/m² (incluyendo materiales y mano de obra).

En función de la pendiente

Los tejados más sencillos son los de una sola vertiente con un solo hastial, que se utilizan principalmente en edificios como porches o garajes. Los tejados a dos aguas son los más comunes y tienen dos hastiales que facilitan el paso del agua. Otras opciones son las de tres o cuatro aguas, que drenan aún mejor la lluvia.

Para un tejado con una inclinación de 30º y tejas curvas, la diferencia de precio sería de unos 90 ¤/m² para un tejado a dos aguas y de 120 ¤/m² para un tejado triple o 140 ¤/m² para un tejado a dos aguas.

Dependiendo de su estructura de soporte

Sostiene el tejado y consta de vigas y losas que soportan el aislamiento y el revestimiento exterior. Una estructura de madera maciza puede costar unos 60 ¤/m², con la ventaja de poder permanecer abierta.

Las estructuras metálicas se utilizan a menudo en la construcción de viviendas, pero también en edificios para otros fines, incluida la industria. El precio comienza en unos 50 euros/m², pero puede aumentar más del 50% en el caso de los recintos grandes.

La tercera alternativa son las estructuras de hormigón, con un precio medio de unos 50 euros/m², dependiendo de si las losas de soporte son de cerámica o de hormigón.

Según el sistema de aislamiento e impermeabilización

Los sistemas pueden ser muy diferentes. Uno de los materiales impermeabilizantes más comunes es el poliuretano líquido, que es fácil de aplicar y forma una capa muy sólida. Además de este material, también se utilizan membranas de EPDM (muy resistentes y elásticas) o fieltros para tejados. A menudo se utilizan planchas de fibra de vidrio o poliestireno como aislante.

El coste de la colocación de láminas de asfalto puede variar entre 10 y 20 euros/m², mientras que el coste de las láminas de impermeabilización es de unos 10 a 20 euros/m². El aislamiento térmico puede costar entre 10 y 12 euros/m².

Información útil

presupuesto instalacion de tejados
El coste de los trabajos que se pueden realizar en un tejado puede variar considerablemente. Si sólo se trata de reparar una fuga, el presupuesto no superará los 250 euros. Si hay que rehacer el tejado, el precio puede ascender a unos 8.500 € si se trata de un tejado inclinado de 120 m2 y se utiliza una teja de calidad. Un techo nuevo del mismo tamaño puede costar hasta 15.000 euros.

¿Cuánto cuestan los trabajos de techado?

Cuando se trata de trabajos de techado, su presupuesto puede variar considerablemente en función de algunos factores clave:

  • Mano de obra e instalación: Por término medio, el precio de la mano de obra oscila entre los 20 y los 25 euros, pero puede variar en función del tipo de alicatado, ya que el sistema de instalación y, por tanto, la complejidad de la misma pueden variar. Los profesionales, por su parte, pueden cobrar una tasa de desplazamiento por reparaciones o pequeños trabajos, que también puede llegar a los 20 euros.
  • Materiales: Tanto si se trata de una simple sustitución del tejado como de una renovación de la estructura del mismo o de una mejora del aislamiento, la calidad de los materiales es crucial para el presupuesto. Los sobrecostes varían mucho, pero pueden llegar al 20-30%.
  • Facilidad de acceso: Este es otro factor importante a la hora de calcular su presupuesto. Si los trabajos en el tejado requieren el uso de grúas o andamios, el coste puede aumentar considerablemente. El simple alquiler de un camión con plataforma elevadora puede costar unos 200 euros al día.
  • Costes de proyectos y licencias: los pequeños trabajos, como la reparación de fugas o la sustitución de baldosas rotas, no requieren proyectos ni licencias. Sin embargo, están destinados a obras de gran envergadura, como la construcción de un nuevo tejado o la introducción de reformas estructurales. El arquitecto cobra un porcentaje del PEM (presupuesto de ejecución de materiales), de media un 7%. Los permisos de construcción y el ICIO (impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras) pueden suponer alrededor del 6% del PEM (presupuesto de ejecución material).

Renovación del tejado

La construcción de un nuevo tejado requiere varios trabajos. En general, para un tejado de unos 100 m² de tejas cerámicas curvas con una inclinación del 30%, los costes serían los siguientes:

  • Retirada del tejado viejo: la retirada de las tejas viejas cuesta unos 1.100 euros si se hace a mano. Si hubiera que demoler también una vieja estructura de madera, se necesitarían 2.100 euros más.
  • Instalación de la estructura de soporte: En el caso de una construcción metálica ligera hecha de perfiles de acero, los costes son de aproximadamente 3.000 euros. En el caso de las piezas prefabricadas de hormigón, los costes rondarían los 4.000 euros y en el caso de la madera maciza, unos 60.000 euros.
  • Capa de aislamiento e impermeabilización: el precio también puede variar en función del sistema. Si utilizas subtiles y un material aislante como el poliestireno expandido o la lana mineral, el presupuesto para esta partida será de al menos 1.500 euros.
  • Instalación del tejado: Debido al tipo de tejas, esta partida puede variar considerablemente. Utilizar tejas de cerámica puede costar una media de 2.000 euros, mientras que si se opta por un tejado de pizarra, el coste puede superar los 3.000 euros.
  • Retirada de escombros: el coste depende del volumen, aproximadamente 17 euros/m³.
  • Andamios: alquilar un andamio tubular durante 15 días hasta una altura de 10 metros cuesta unos 500 euros. Además, hay que pagar la licencia de uso de la vía pública, cuyo importe depende del municipio.

Reforma y reparación de tejados

Los trabajos en los tejados existentes pueden ser de diferentes tipos y tamaños. El coste también puede variar.

  • Reparación de goteras en el tejado: el precio de los trabajos depende en gran medida de la magnitud de las goteras y del tipo de tejado. En el caso de un tejado de hojalata, el precio medio puede rondar los 100 euros; si se trata de un tejado de tejas, sube a unos 250 euros si se trata de un problema de aislamiento.
  • Impermeabilización de cubiertas: en este caso el precio depende del sistema elegido. Puede variar entre 15 y 50 euros/m², dependiendo de si se utiliza pintura impermeabilizante, lámina asfáltica o poliuretano, entre otros. El tipo de techo también puede influir en el precio.
  • Sustitución de baldosas rotas: el coste depende del tipo de baldosas, por término medio el precio es de unos 70 €/m².
  • Retejado: el coste de la obra también puede variar considerablemente en función del tipo de tejas. Por término medio, el coste oscila entre 50 y 70 euros/m². Si hay que sustituir las cerchas o los entramados, el presupuesto puede ascender a 120 euros/m².

Qué debe tener en cuenta si quiere cambiar el tejado de su casa

Proyecto y licencias necesarias

Su necesidad o no depende del tipo de trabajo que se vaya a realizar en el tejado. Si quiere sustituir unas cuantas baldosas rotas, no necesita solicitar una licencia. Sin embargo, si quiere llevar a cabo una modificación importante, es posible que tenga que solicitar una licencia de obras (esto puede considerarse una modificación estructural) o presentar una notificación informada. Cada autoridad local tiene su propia normativa, por lo que es aconsejable consultarla antes de realizar los trabajos.

Sin embargo, si se va a renovar todo el tejado, deberá contar con un plan técnico elaborado por un arquitecto. El ayuntamiento le exigirá que compruebe que se respetan las medidas de seguridad y la normativa local y que la nueva cubierta no altera el volumen del edificio.

Clima de la región

Esto tiene un impacto crucial en dos aspectos completamente diferentes. La primera es la importancia de elegir una buena época del año para realizar trabajos en el tejado o para que lo vuelvan a techar. Especialmente si el trabajo se va a realizar durante un largo periodo de tiempo, es aconsejable elegir meses en los que el riesgo de lluvia sea menor.

El segundo aspecto se refiere al tipo de techo y al material. En las regiones con condiciones climáticas desfavorables, hay que tener en cuenta el grado de aislamiento del tejado (según las normas técnicas de construcción) y elegir tejas especialmente resistentes a la humedad y las heladas.

Inclinación del tejado

Esto puede depender de dos cuestiones básicas. En primer lugar, la Normativa Técnica de la Edificación (RTE) especifica que la cubierta debe tener una inclinación adecuada al elemento de cubierta, con una pendiente de entre el 1% y el 5% para cubiertas planas, entre el 1% y el 15% para cubiertas planas con láminas autoportantes, y entre el 5% y el 60% para cubiertas inclinadas.

El otro aspecto clave es lo que especifican las ordenanzas municipales en cuanto a la estética de los edificios. En este sentido, cada municipio puede establecer determinadas normas, ya sea de forma general o por zonas. Por eso es aconsejable comprobarlo antes de realizar cualquier trabajo en los tejados.

Peso del techo

Cuando se va a construir una nueva cubierta, es importante tener en cuenta la resistencia de la estructura del edificio, ya que las cargas pueden verse alteradas de forma significativa. Se debe realizar un estudio exhaustivo para confirmar si la estructura puede soportar fácilmente el nuevo tejado, si el nuevo tejado tendrá un mayor peso debido al uso de materiales o tejas diferentes a las del tejado antiguo.

Si este análisis muestra que la estructura no puede soportar el peso de la nueva cubierta, deben tomarse medidas correctivas para proporcionar el refuerzo estructural necesario. Esto puede hacerse mediante el pretensado para corregir las tensiones distribuidas en la estructura, o mediante la instalación de soluciones como vigas o pilotes. El coste depende de los requisitos específicos, pero puede ascender a 600 euros.

Preguntas frecuentes a los profesionales de la construcción de tejados

¿Cuál es la diferencia entre una cubierta y un tejado?

Un tejado es la estructura que sirve de acabado superior de un edificio. Su finalidad es proteger de las inclemencias del tiempo y actuar como aislante térmico y acústico. Puede estar hecha de diferentes materiales, ser accesible o inaccesible, y tener diferentes formas y pendientes.

Aunque a menudo se confunde el término y se generaliza su significado, un tejado es una cubierta, pero con la distinción de tener un revestimiento exterior en forma de tejas.

¿Qué hay que comprobar en el tejado si se quiere instalar un sistema de paneles solares?

Cada panel solar tiene un peso de entre 10 y 25 kg. Lo primero que hay que analizar es si el techo puede soportar ese peso o no. Si no es así, hay que introducir algún tipo de refuerzo o cambiar la posición de los paneles.

Otras dos cuestiones son la orientación y la pendiente. Ambas cosas son importantes para obtener la máxima eficiencia de los paneles. Si el techo no tiene las características adecuadas, los paneles se colocan en estructuras para corregir esta circunstancia. En este caso, además del peso del panel y de la estructura, hay que añadir el peso del lastre necesario para evitar que el viento mueva la instalación, que puede variar entre 20 kg y 50 kg/m².

¿Cuándo es mejor trabajar en el tejado?

Siempre hay que elegir las épocas del año en que las condiciones meteorológicas son menos desfavorables. En particular, es mejor evitar los meses en los que hay mayor riesgo de lluvia o calor intenso (esto puede afectar a la aplicación de ciertos selladores o pinturas).

Por otro lado, cuando se trabaje en el tejado durante un largo periodo de tiempo, siempre es aconsejable elegir horas o periodos en los que el edificio no esté ocupado para evitar ruidos o alteraciones de la temperatura y también por razones de seguridad.

¿Cuál es el mejor tipo de baldosa para las zonas lluviosas?

En climas especialmente duros, es importante elegir las tejas adecuadas. Es mejor optar por los que ofrecen un mayor grado de impermeabilidad y también de resistencia a las heladas. En este sentido, las tejas de asfalto y especialmente las de pizarra son las mejores por su gran durabilidad.

¿Qué tipo de mantenimiento necesitan los tejados?

Todos los tejados requieren un mantenimiento mínimo. Es aconsejable revisarlo a intervalos regulares para asegurarse de que está limpio y de que no se han acumulado residuos. También es importante comprobar el estado de las baldosas y sustituir inmediatamente las que estén rotas o dañadas. Además, también debe revisar las tejas de la cumbrera, las cunas, las juntas y cualquier otro elemento que conecte las diferentes partes del tejado, así como las buhardillas, las chimeneas o los desagües, ya que suelen ser susceptibles de sufrir fugas y filtraciones.